Dom. Dic 3rd, 2023

La inestabilidad política provocada por la destitución de Pedro Castillo, el posterior estado de sitio decretado en las grandes ciudades por el gobierno de Dina Boluarte y una inflación galopante que ha tocado principalmente el precio de alimentos y combustibles son el caldo de cultivo para las actuales protestas en Perú, mismas que han encendido la marcha de miles de campesinos de ese país con camino a la capital desde principios de esta semana.

Con el rostro cansado pero voz clara, uno de los miles de campesinos peruanos que por estos días se agitan y marchan en ese país resume en una frase lo que muchos de sus compañeros piensan: “Vamos a estar en la capital para hacer escuchar nuestra voz de protesta”.

Es la promesa de uno de los miles de hombres del campo andino que se prepara para llegar hoy de Puno a la capital de Perú, Lima (separados por mil 200 kilómetros) a pedir la renuncia de la presidente, Dina Boluarte tras cinco semanas de protestas que han dejado 42 muertos y cientos de heridos y detenidos.

“Vamos para hacer escuchar nuestra voz de protesta”, anotó Jimmy Mamani, presidente de la Asociación de Centros Poblados de la provincia El Collao, una zona aymara de la región de Puno, fronteriza con Bolivia. Mamani, alcalde del poblado de San Isidro, es uno de los miles de campesinos que recorren desde el lunes los mil 350 km que separan su comunidad de Lima.

“Vamos a ingresar por los cuatro conos de Lima (Norte, Sur, Este, Oeste.) Queremos hacer una movilización pacífica sin inconvenientes”, agrega al tiempo que apunta que “no es justo que el ejecutivo no pueda escuchar nuestros pedidos, ellos hacen oídos sordos. La verdad uno ya está molesto y a estas alturas dialogar con ellos es algo que no se puede”, explicó Mamani.

La tarde de ayer decenas de manifestantes de algunas regiones del país marcharon por las calles del Lima hasta llegar a la plaza San Martín. “Dina Boluarte debería salir porque no representa ni a la costa, ni a la sierra, ni a la selva”, dijo la profesora Edith Calixto, de 45 años que llegó el martes de Cusco.

El lado opuesto 
Marchan en pro del gobierno

Decenas de manifestantes de colectivos y partidos políticos realizaron ayer en Lima una marcha por la paz, vistiendo camisetas blancas y en rechazo a las protestas contra Dina Boluarte.

“Estamos haciendo una caminata, una marcha por la paz porque no queremos la violencia en nuestro país, sé que ahora hay un grupo que está en desacuerdo con el gobierno actual, pero no es la forma de hacer una protesta, queremos la paz y la tranquilidad”, dijo el comerciante César Noa de 56 años.

A la marcha de apoyo a Boluarte se sumaron además detractores del expresidente Pedro Castillo, destituido el 7 de diciembre pasado.

No abandonará el cargo

Dina Boluarte, pidió ayer a cientos de manifestantes de varias regiones que van o ya están en Lima para pedir su renuncia que expresen en paz y calma sus reclamos.

“Sabemos que quieren tomar Lima por todo lo que está saliendo en las redes. Yo los llamo a tomar Lima, sí, pero en paz, en calma. Los espero en la casa de gobierno para poder dialogar sobre las agendas sociales que tienen”.

La presidente considera que “la agenda política que plantean es inviable desde el Ejecutivo”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *