Sáb. May 18th, 2024

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, dijo que instrumentarán los cambios previstos en el plan B de la reforma electoral una vez que entre en vigor para que sus detractores no tengan pretextos para «perseguirlos» o denunciarlos.

Advirtió que podrían detonarse denuncias penales y administrativas porque «el poder no tiene empacho de ejercer todos los mecanismos para ejercer persecución y hostigamiento. «En el momento en que se publique esta segunda parte del plan B, va a entrar en vigor y por lo tanto el INE tendrá que acatar lo que dice la ley, pero en ejercicio de sus atribuciones constitucionales lo vamos a llevar ante la Suprema Corte de Justicia en una segunda controversia constitucional», subrayó.

«No vamos a darle gusto a quienes esperan que incumplamos la ley. Le dejamos la prerrogativa y el monopolio de la violación de las leyes a otros. El INE no va a ser igual, no somos iguales», enfatizó. «En esta historia alguien tiene que actuar con responsabilidad. El Ejecutivo no ha actuado con responsabilidad por las iniciativas que se aceptaron, incluyendo el plan B. El Legislativo ha actuado con profunda irresponsabilidad», subrayó.

Apuntó que entre los cambios se prevé la destitución del secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo, la cual será acatada mientras se presentan los recursos jurídicos correspondientes.

Confían en Corte y tribunal 

Córdova Vianello sostuvo que es momento de respaldar el trabajo de la Suprema Corte de Justicia y el Tribunal Electoral para frenar la aplicación del plan B en las elecciones de 2024, pues, advirtió, podrían generarse condiciones para que se anulen.

Señaló que pese a que el partido mayoritario promovió la reforma electoral argumentando que se buscan ahorros, tan sólo la suma de la liquidación del personal del INE que será despedido asciende a 3 mil 500 millones de pesos.

«La responsabilidad de los tribunales es enorme. Creo que hoy es tiempo de la Corte, el Tribunal Electoral y los juzgados de distrito. Lo que nos queda a los demócratas convencidos es respaldar el trabajo que ellos realicen y no caer en la lógica de enfrentar esta etapa delicadísima de la vida política del país a partir de las amenazas», sostuvo.

«Dejemos las amenazas a los autócratas, los demócratas tenemos que confiar en la institucionalidad, y la vulneración a la Constitución es tan amplia que estoy convencido de que la Corte hará su trabajo», expresó.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *