Sáb. Jun 15th, 2024

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas condenó «enérgicamente» el saqueo de uno de sus centros logísticos en el centro-sur de Sudán, lo que ha puesto en peligro la asistencia alimentaria a 4.4 millones de personas afectadas por el conflicto.

La oficina está ubicada en la ciudad de El Obeid y se trata de una de las principales «bases logísticas del PMA en el continente africano» que «sirve como línea vital para las operaciones en Sudán y Sudán del Sur», indicó la agencia en un comunicado firmado desde su sede en Roma.

«Este robo de alimentos y bienes humanitarios socava totalmente estas operaciones en un momento crítico para la población de Sudán. Esto debe terminar», imploró.

Según el PMA, desde que estalló la violencia a mediados de abril, las instalaciones del programa han sufrido infinidad de saqueos, estimados en pérdidas de más de 60 millones de dólares.

«Millones de personas se verán afectadas por este ataque. Los primeros informes sugieren que en este incidente han sido saqueados suministros alimentarios y nutricionales, así como vehículos, combustible y generadores«, señaló.

El PMA calcula que entre 2 y 2.5 millones de personas pasarán hambre en Sudán en los próximos meses por el conflicto, lo que llevará la inseguridad alimentaria aguda en Sudán a niveles récord, «con más de 19 millones de personas afectadas, el 40% de la población«.

Precisamente este viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto votar una prórroga del mandato de su misión política en Sudán, en un momento especialmente convulso por la crisis en el país y tras la petición del líder de facto sudanés para sustituir al enviado de la organización en el país.

El mandato de la misión, conocida con las siglas de UNITAMS, expira el día 3 de junio y se espera que los quince países acuerden su extensión y que, además, aprueben algún tipo de mensaje sobre el conflicto abierto entre el Ejército sudanés y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR).

El conflicto en Sudán ha dejado al menos 850 muertos y más de 5 mil 500 heridos, y ha provocado el desplazamiento interno y externo de más de 1.3 millones de personas, según Naciones Unidas.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *