Sáb. Jun 15th, 2024

Los líderes del Grupo de los 7 países más desarrollados del mundo firmaron el miércoles una declaración con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la que se comprometen a garantizar la seguridad de Ucrania a largo plazo y coordinarse con Kiev ante cualquier ataque de Rusia en el futuro para determinar «los pasos apropiados».

El texto se hizo público después de un encuentro en el que se firmó la declaración, celebrado en los márgenes de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que concluye en Vilna tras dos días de reuniones.

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, fue el encargado de hacer el anuncio, desde un escenario junto a Zelenski y los líderes del G7, así como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

«El G7 seguirá apoyando a Ucrania. Nuestra solidaridad nunca flaqueará», prometió Kishida, en un evento de gran contenido simbólico y repleto de banderas ucranianas, así como de las de los países del G7 y de la Unión Europea (UE).

La declaración está abierta a otros países y algunos de ellos, como España, ya han anunciado su intención de unirse.

En la práctica, esto sirve para iniciar una serie de negociaciones bilaterales entre los miembros del G7 -Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá- y Ucrania para aumentar la cooperación militar.

Zelenski aseguró que la declaración del G7 ofrece «garantías de seguridad» a Ucrania, pero el texto solo menciona «compromisos de seguridad» en varias áreas.

En concreto, según el texto, la ayuda del G7 tomará varias formas: desde la entrega de armamento y entrenamiento para las fuerzas armadas ucranianas hasta colaboración en ciberseguridad, un aumento del intercambio de información de inteligencia y medidas para aumentar la producción de armas en Ucrania.

La declaración, además, establece que, en el caso de un futuro ataque armado de Rusia, los países del G7 tienen intención de hacer las consultas necesarias con Ucrania «inmediatamente» para determinar «los pasos apropiados».

En términos generales, el objetivo de la declaración es evitar futuros ataques y ofrecer cierta seguridad a Kiev hasta que pueda completar su proceso de adhesión a la OTAN, algo que sólo será posible una vez que acabe la guerra con Moscú.

Antes incluso de que se formalizara el anuncio, el Kremlin consideró que la declaración firmada por el G7 para dar garantías de seguridad a Ucrania «atenta» contra la seguridad de Rusia.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *