Lun. May 20th, 2024

A través de un mensaje que difundió en redes sociales el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, anunció los avances de la investigación tras la muerte de Aitana, la menor de seis años que falleció el 10 de julio pasado tras ser prensada por un elevador en el Hospital General de Zona No. 18 de Playa del Carmen, Quintana Roo. En su mensaje detalló que analizaron los hechos derivados de revisiones internas sobre Hitra, la marca del elevador donde la menor murió.

Como primer punto, informó que en 2016 el IMSS adquirió 181 elevadores marca Hitra por un monto de 558 millones de pesos, indicó que dicho monto cubría una garantía de cinco años e incluía el mantenimiento de los equipos.

El funcionario señaló en su video que durante este tiempo se documentaron diversas fallas en su funcionamiento reportado por el sindicato de trabajadores del sector salud y de diversas instituciones que también utilizan este tipo de elevadores e incluso en otros Estados, como Jalisco.

De acuerdo con el titular, en 2022 los institutos de salud recibieron recursos para el mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos.

Acerca de Sitravem, mencionó que el contrato con la empresa que se encargaba del mantenimiento de los elevadores vence a finales de 2023 y fue contratada por las instituciones a través de una licitación pública.

Robledo narró que el 10 de julio, 10 horas antes del accidente, el subjefe de conservación del hospital llamó a la empresa para reportar un fallo que estaba relacionado con el mecanismo de apertura de puertas.

Una hora después acudió un técnico a resolver, sin embargo “se retiró sin dejar ninguna señalética para indicar el mal funcionamiento”, versión que el IMSS había informado en un comunicado.

Sobre el presupuesto del IMSS destinado al mantenimiento de las instalaciones aclaró que “no ha existido ninguna disminución en los últimos cuatro años”; destacó que en 2023, en el rubro de mantenimiento de elevadores, el Consejo Técnico del IMSS autorizó un presupuesto de 105.6 millones de pesos, es decir que tuvo un incremento del 12 por ciento respecto a 2019.

Denuncian a empresa 

Como parte de las acciones realizadas tras la muerte de la niña en un hospital de Quintana Roo, ayer se presentó una denuncia penal por parte del Jurídico de nivel central del IMSS en contra de la empresa encargada del mantenimiento de los elevadores (SITRAVEM S.A. de C.V.), y demás personas que resulten responsables.

Asimismo, se tomó la decisión de separar del cargo a los funcionarios encargados de conservación y mantenimiento del Hospital, en tanto se realizan las investigaciones y se deslindan responsabilidades.

Dejan en libertad a camillero 

Cabe señalar que el Titular Interino de la Fiscalía General del Estado, Raciel López Salazar, declaró que en el caso del fallecimiento de la menor en el Hospital General de Zona No. 18 del IMSS de Playa del Carmen, se llegará hasta las últimas consecuencias y se castigará a él o los responsables de este lamentable hecho. En ese sentido, sostuvo que dentro del término constitucional se resolvió la situación jurídica de Víctor “F”, camillero que trasladaba a la niña dentro del nosocomio, a quien se dejó en libertad por considerar que en los hechos que se investigan, hasta este momento no le resulta responsabilidad penal.

El Universal

Sepultan a Aitana

Ayer, familiares y amigos dieron el último adiós a Aitana. En punto de las 17:00 horas, el cortejo fúnebre partió desde la casa familiar ubicada en el municipio de Tinum, Yucatán, con dirección al panteón donde recibiría descanso eterno bajo los ritos cristianos.

La comunidad se encuentra afectada y con profunda tristeza y consternación ante este trágico acontecimiento.

Los vecinos, familiares y amigos de la pequeña expresaron su dolor y solidaridad ante tan inesperada pérdida.

Las muestras de cariño y apoyo han sido innumerables, mientras se espera que las autoridades realicen las investigaciones pertinentes.

El fatídico suceso ocurrió cuando la menor ingresó al Hospital de Zona No. 18 debido a una infección de dengue.

Debido a que su estado de salud ya no representaba un peligro, el médico a cargo decidió realizar un último estudio antes de darle el alta.

Sin embargo, durante el traslado al segundo piso, el elevador se atascó y se desplomó sobre la pequeña.

Familiares y amigos acudieron al entierro de Aitana. EFE

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *