Sáb. May 18th, 2024

El 2024 podría ser el primer año en el que se genere más electricidad a partir de energías renovables que desde combustibles fósiles como el carbón en el mundo, reveló un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Si bien se espera una reducción del consumo global en 2023 debido al impacto de la crisis energética y a una desaceleración económica en los países desarrollados, la AIE prevé que la demanda de electricidad se recuperará considerablemente en 2024, con un crecimiento de las energías limpias más importante que nunca.

“Nos alienta ver que las energías renovables representan una parte cada vez mayor de la generación de electricidad, lo que resulta en una disminución en el uso de combustibles fósiles para la generación de energía», dijo Keisuke Sadamori, Director de Mercados Energéticos y Seguridad de la AIE, en un comunicado difundido junto al reporte.

«Ha llegado el momento de que los responsables políticos y el sector privado aprovechen este impulso para garantizar que las emisiones del sector eléctrico disminuyan de forma sostenida”, añadió Sadamori.

La actualización de julio del reporte, publicada este jueves, estima que la demanda de electricidad en Estados Unidos (EU) disminuirá casi un 2% este año, mientras los requerimientos eléctricos de Japón y la Unión Europea (UE) caerían un 3% en cada caso.

Según las últimas proyecciones de la AIE, el crecimiento de la demanda energética podría recuperarse nuevamente en 2024, repuntando al 3,3%, si mejoran las perspectivas económicas mundiales.

Las energías renovables son un tipo de energía derivada de fuentes naturales que llegan a reponerse más rápido de lo que pueden consumirse. ESPECIAL/ Unsplash

Mientras aumentan los esfuerzos por reducir las emisiones nocivas para el medio ambiente, la demanda mundial eléctrica se apoya -sobre todo- en el uso cada vez mayor de refrigeración interior a medida que aumentan las temperaturas, y en el fuerte crecimiento del consumo en las economías emergentes y en desarrollo, agregó la AIE.

El reporte prevé que China incremente la demanda eléctrica a una tasa anual promedio de 5,2% en los póximos dos años, apenas por debajo de su promedio 2015-2019, mientras que en India el alza sería del 6,5% hasta 2024, muy por encima del promedio para el mismo período.

Energías renovables

Para 2024, la participación de las energías renovables en la generación global de electricidad superará un tercio y -dependiendo de las condiciones climáticas- el próximo año podría ser el primero en el que se genere más electricidad desde energías limpias que a partir del carbón, indicó la AIE.

Al mismo tiempo, se espera que la electricidad generada a partir de combustibles fósiles disminuya en los próximos dos años en el mundo, según los datos recientes de la AIE.

El informe prevé que la electricidad generada a partir del petróleo caiga significativamente, mientras que la producción energética a partir del carbón disminuirá ligeramente en 2023 y 2024, tras aumentar 1,7% en 2022.

El aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol a través de paneles es otro método de generación de energía limpia o renovable. ESPECIAL/ Unsplash 

En otra señal de que la transición energética se está afianzando, la AIE ahora prevé que la electricidad generada a partir de combustibles fósiles caiga en cuatro de los seis años comprendidos entre 2019 y 2024.

A diferencia del pasado, en que las disminuciones anuales de producción eléctrica a base de combustibles fósiles eran raras, en los últimos años este tipo de generación de electricidad se ha rezagado aún cuando la demanda se expandió.

Eso indica que el mundo se está moviendo rápidamente hacia un punto de inflexión en el que la generación global de electricidad a partir de combustibles fósiles será reemplazada cada vez más por electricidad a partir de fuentes de energía limpia, concluyó el informe.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *