Mié. Nov 29th, 2023

Entre enero y julio de este año, la migración regular e irregular en México se ha disparado en comparación con otros años. 

Con relación al primer concepto, hay más de 406 mil personas extranjeras que lograron una condición de estancia regular en 2023. Esta cifra rebasa las 383 mil de 2021. 

En el caso de la migración irregular, hay más de 317 mil que no contaban con los requisitos del Gobierno para permanecer en el país. Es un número mayor a los 309 mil de 2021. 

Esto ocurre a pesar de que el Instituto Nacional de Migración (INM) sólo documenta a las personas a las que les inició un procedimiento administrativo por no acreditar su situación en México. 

Karina Arias Muñoz, académica del Programa de Asuntos Migratorios del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), explica que uno de los factores del incremento de casos en la parte irregular es porque las personas buscan una mejor condición de vida. 

También menciona que la diferencia en los últimos años es que se ha profundizado la violencia en los países de origen, como Venezuela, Haití o Nicaragua.

“Desde la sociedad civil y la academia se ha hablado de tener una visión más de desarrollo, no nada más de gestión de flujos, sino una visión donde se humanice y se ponga a las personas en el centro más allá de la situación migratoria o las nacionalidades”.

Por su parte, Luis Enrique González Araiza, profesor del Departamento de Estudios Internacionales del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la UdeG, subraya que una posible explicación del aumento tiene que ver con la precarización de condiciones en países de origen, y en el caso de la migración irregular, hay mayores obstáculos para la regularización.

“Por ejemplo, las personas venezolanas, hasta diciembre de 2021, podían ingresar al país sin un visado”.

Los cambios observados en la movilidad de las personas en situación irregular de 2019 a 2022 y parte de 2023 “conducen a interpretar que ya no sólo predomina la migración en forma individual, sino que ahora migran familias completas”, se indicó en el análisis “Panorama en cifras de la migración internacional en México”, del Senado de la República.

Chiapas, Tabasco y Veracruz, Entidades con más migrantes

De las 317 mil 334 personas que se encontraron en una situación irregular en el país entre enero y julio de este año, casi 80% se concentró en Chiapas (117 mil 076), Tabasco (70 mil 936), Veracruz (30 mil 978), Baja California (16 mil 003) y Coahuila (14 mil 646).

En Jalisco se documentaron mil 052 casos en ese mismo período, una cifra mayor a los 141 eventos documentados durante 2020 y 432 de 2021. El año pasado cerró con mil 677 eventos de personas en situación irregular.

Luis Enrique González Araiza, profesor del Departamento de Estudios Internacionales del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), subraya que Chiapas, Tabasco y Veracruz son puertas de entrada a México.

“Y al menos Chiapas está blindado para la movilidad humana, porque los tres órdenes de Gobierno, en conjunto, han hecho estrategias para mantener a la gente allí. No hay condiciones económicas ni sociales para integrarse estando allí”.

González Araiza indica que las principales nacionalidades de origen se concentran principalmente en países del norte de Centroamérica, pero también en países donde están ocurriendo fenómenos represivos, como Nicaragua. “Y si a eso le sumamos que México está imponiendo visados o más reglas, es imposible para una persona sin las condiciones económicas poder ingresar. Los mismos requisitos que nos pide Estados Unidos, son los mismos requisitos que les piden a ellos”.

Sobre las posibles soluciones ante el fenómeno migratorio, el especialista indica que el gobierno debe entender la particularidad de los distintos flujos migratorios, “para a su vez generar distintas protecciones diferenciadas, que den cuenta a poblaciones que están movilizándose. La Ley de Migración queda muy corta, hoy en día no existe una protección para una persona que ha sido desplazada medioambientalmente ni tampoco para las personas que sólo ven a México como un país de tránsito”.

De acuerdo con el académico, se requiere una protección que les permita tener un paso digno y libre. “México los orilla a utilizar vías mucho menos visibles y que regularmente tienen control de la criminalidad”.

Sobre el caso de Jalisco, considera que todas las Entidades presentan el mismo fenómeno, por lo que la solución debe llegar desde la Federación.

Según el análisis “Panorama en cifras de la migración internacional en México”, los migrantes primero ingresan por Chiapas, para después desplazarse a Tabasco o Veracruz, para finalmente llegar a Tamaulipas, Coahuila o Baja California y su frontera norte con Estados Unidos.

Hay cambios en migración de menores

Un cambio relevante ha sido el flujo irregular de niñas, niños y adolescentes en la migración acompañada y no acompañada. La tendencia es que la niñez de 0 a 11 años es predominantemente acompañada por alguna persona adulta, ya sea que tenga su patria potestad, la tenga bajo su guarda, custodia o que sea su tutor y, por el contrario, la migración de adolescentes de 12 a 17 años es frecuente que sea no acompañada por ninguna persona adulta, según el análisis de “Panorama en cifras de la migración internacional en México” del Senado de la República.

Sin embargo, la tendencia en general de la migración de personas de 0 a 17 años, a partir de 2019, fue de un contundente aumento de la migración acompañada.

“En los últimos cuatro años está teniendo cambios en su composición, ya que no solo predomina la migración de las personas en forma individual, sino que ahora migran familias completas”.

A pesar de que existen importantes avances para generar información precisa y fiable sobre la migración internacional en México, la complejidad de la movilidad de los flujos dificulta contar con datos completos. Esto se refleja, principalmente, en el caso de las personas extranjeras que ingresan al país de manera irregular, ya que su condición dificulta ser registradas por las instituciones, según se detalla en el mismo análisis.

“Cabe resaltar que la revisión de estas cifras dibuja de alguna forma una de las rutas por la cual transitan principalmente los flujos migratorios para llegar al norte del país”, especifican en el documento.

Cada día son más las familias que se arriesgan para encontrar mejores condiciones de vida. EL INFORMADOR/ Archivo

Voz del experto
Karina Arias Muñoz, académica del ITESO

Políticas son obsoletas

La académica del ITESO considera que hay diferentes retos en el tema, principalmente en la renovación de la legislación, ya que la Ley de Migración o la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político dejaron de responder a la realidad actual.

“Se quedaron obsoletas, digamos. Segundo, falta una política que no solamente sea enfatizada en la criminalización de las personas migrantes, la cual ha llevado a políticas mucho más restrictivas incluso en México. Por ejemplo, con la militarización a través de la Guardia Nacional… que ha llevado también a un incremento de la violencia en contra de las personas migrantes, de la precarización de las condiciones en las que las personas viajan y, por ende, peores condiciones en las que llegan”.

Remarca que también se debe reflexionar en que la política no está funcionando y se tendría que pensar en cómo darle a la gente las oportunidades de viajar de una forma segura y con documentos migratorios.

“Facilitar entre países también esa migración, para que no se tenga que dar de manera irregular, porque está comprobado que esas políticas solo llevan a una precarización de las condiciones en las que la gente viaja y quienes salen ganando son los traficantes y el crimen organizado”.

Agrega que se debe reforzar la inclusión de las personas que deciden quedarse en el país. “En Jalisco implementar esas políticas públicas, esos marcos normativos para que la gente pueda estar y permanecer de manera regular, que puedan encontrar esas oportunidades de vivienda, y que no sea vista como una problemática, sino más bien como un fenómeno y pensar en cómo le damos oportunidades”. 

Marco legal

La Ley de Migración establece en la fracción XXXIII del Artículo 3 que la situación migratoria de las personas extranjeras se refiere a la hipótesis jurídica en la que se ubica un extranjero en función del cumplimiento o incumplimiento de las disposiciones migratorias para su internación y estancia en el país.

“Se considera que el extranjero tiene situación migratoria regular cuando ha cumplido dichas disposiciones y que tiene situación migratoria irregular cuando ha incumplido con las mismas”.

Por otra parte, el Artículo 37 indica que para internarse en el país se debe presentar en el filtro de revisión migratoria ante el INM: pasaporte o documento de identidad y viaje; visa válidamente expedida y en vigor.

Telón de fondo
Necesaria la agenda 2030

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Marcela Guerra Castillo, criticó la situación migratoria que enfrenta el país, y planteó el diseño de medidas de largo plazo que permitan realizar una transición ordenada.

Para ello, dijo que desde la Cámara baja están dispuestos a buscar los acuerdos, mediante el diálogo con todos los grupos parlamentarios, “para construir alternativas y tratar de reducir la problemática que viven miles de familias que transitan por el territorio nacional”.

“Tenemos que avanzar en los objetivos de la Agenda 2030 en la cual, lejos de criminalizar la migración, se considera como un importante agente para impulsar el desarrollo sostenible”, subrayó.

Consideró que para mitigar los efectos de la migración debe haber una responsabilidad compartida entre todos los países de nuestra región, que de una u otra forma están involucrados en este fenómeno.

“México es referente en materia migratoria debido a su situación geográfica y lo ha vivido durante décadas; sin embargo, agregó, no podemos invitar a los migrantes a quedarse en nuestro territorio porque se carece de los elementos necesarios para atenderlos. La migración debe ser segura, ordenada y regular”, agregó.

Marcela Guerra advirtió que, de ninguna manera, se puede tratar a los migrantes como delincuentes, “pues sólo se trata de personas que, en su mayoría, transitan en la búsqueda de un bienestar para ellos y sus familias”.

La legisladora recordó que desde el 2011, el Estado mexicano estableció el respeto a los derechos humanos de los migrantes, más allá de su nacionalidad, género, edad “y en ningún caso su situación migratoria irregular se considerará un delito”.

Hallazgos

• Países – Tanto en la migración regular como en la irregular, los países de América ocupan los primeros lugares de origen de las personas migrantes. No obstante, también existen flujos migratorios procedentes de Europa, Asia, África y Oceanía. Dentro de la migración irregular la migración procedente de países de Asia y África se ha incrementado en los últimos años.

• Refugiados – Las tarjetas para refugiados y de visitante por razones humanitarias se han expedido principalmente para países de América Central, mientras que las de residencia permanente y temporal se han otorgado más a países de América del Sur

• Retos – La migración internacional en México ha presentado transformaciones en sus flujos y dinámicas de movilidad, lo que plantea nuevos retos para las autoridades gubernamentales de los tres niveles de gobierno en la gestión de la migración internacional. “Asimismo, esto implica revisar la capacidad institucional actual, los modelos vigentes de atención, los recursos humanos, materiales y presupuestales suficientes con los que se garanticen y protejan los derechos de las personas migrantes en el país”, según el  “Panorama en cifras de la migración internacional en México”,  del Senado de la República.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *