Vie. Abr 19th, 2024

El ministro de Energía israelí, Israel Katz, aseguró que el rígido cerco impuesto sobre Gaza tras el ataque por tierra, mar y aire del grupo islamista Hamás no se levantará hasta la liberación de todos los rehenes que fueron secuestrados por las milicias palestinas, que se estiman en más de cien.

«No se encenderá ningún interruptor eléctrico, no se abrirá ninguna tubería de agua y no entrará ningún camión de combustible» hasta que no haya la liberación de al menos más de cien cautivos que Hamás y Yihad Islámica mantienen dentro del enclave bajo su control.

Israel aplicó desde el domingo una estrategia de cierre total la Franja para impedir la entrada de alimentos, agua, ayuda humanitaria o electricidad como medida de presión ante Hamás.

Según las milicias palestinas, habría al menos unos 130 cautivos en Gaza, y hay estimaciones israelíes que elevan la cifra a unos 200.

Las autoridades de momento han logrado identificar a 97 rehenes, mientras siguen buscando muertos y desaparecidos y recogen aún cadáveres entre escombros de las comunidades israelíes cercanas Gaza que fueron atacadas por las milicias palestinas, en una dura ofensiva que cogió por sorpresa a Israel y que ha sido el peor fracaso militar de su historia.

Hamás lanzó el sábado un ataque por sorpresa por tierra, mar y aire, que pilló desprevenido a Israel, que declaró la guerra a las milicias de Gaza y desde entonces se suceden enfrentamientos armados en una veintena de puntos en territorio israelí, y sigue en intercambio de fuego por aire, con cohetes desde la franja y bombardeos israelíes en el enclave.

Esta nueva guerra ha causado más de mil 300 muertos en Israel y más de 3 mil 200 heridos; mientras que los ataques aéreos de represalia de la aviación israelí se han cobrado al menos mil 200 vidas y dejado 5 mil 700 heridos en Gaza.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *