Lun. May 20th, 2024

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, advirtió hoy a Ucrania que responderá «con suma dureza» ante futuras incursiones fronterizas como la perpetrada este lunes por grupos de saboteadores en la región limítrofe de Bélgorod.

«Ante tales acciones por parte de terroristas ucranianos, en adelante también reaccionaremos con celeridad y con suma dureza», dijo Shoigú al reunirse con la plana mayor de Defensa.

Shoigú, que ha sido muy criticado para la permeabilidad de la frontera rusa con Ucrania, subrayó que más de 70 saboteadores fueron eliminados, en la operación antiterrorista en la que se destruyeron varios blindados enemigos.

Destacó que en dicha operación participaron tanto la guardia fronteriza como la artillería y la aviación, que no lograron eliminar la amenaza hasta el martes.

Según el diario «Kommersant», que cita una investigación del Comité de Instrucción de Rusia, dos soldados murieron y cuatro resultaron heridos en el ataque contra una guarnición militar de Bélgorod.

El gobernador de Bélgorod, Viacheslav Gladkov, aseguró hoy que tiene «reclamaciones» que hacerle al Ministerio de Defensa después de que el enemigo entrara con tanta facilidad a través de un puesto fronterizo.

En cambio, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, defendió al ministerio de las críticas y cargó contra Kiev por asegurar que todas las regiones limítrofes están en peligro.

«Nuestros militares, nuestros guardias de fronteras y los servicios correspondientes cumplen con su trabajo», resaltó en su rueda de prensa telefónica diaria.

El diario «New York Times» informó de que los saboteadores sufrieron bajas, pero no tantas como para impedir nuevas incursiones en territorio ruso.

«No sabemos qué columnas aniquiló el señor Konashénkov (portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia), pero el Cuerpo de Voluntarios Rusos no tiene bajas», señaló uno de los grupos que penetró en Bélgorod en su canal de Telegram.

El Cuerpo de Voluntarios, que asumió la responsabilidad del ataque junto a la Legión Libertad para Rusia, se autodefine como una formación de «patriotas rusas» que luchan del lado ucraniano contra el «régimen» de Vladímir Putin.

Kiev se desvinculó desde un principio de dicha incursión, que causó 12 heridos y dos civiles muertos, aunque los saboteadores fueron apoyados por la artillería pesada ucraniana.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *