Mié. Jul 17th, 2024
Spread the love

El Servicio Nacional de Atención Integral (SNAI) a Personas Privadas de Libertad, la unidad penitenciaria de Ecuador, informó este jueves que, gracias a la intervención de la Iglesia, dos agentes de prisiones fueron liberados de la cárcel de la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

El SNAI indicó que «de acuerdo al reporte de miembros de las Fuerzas Armadas y miembros de la iglesia se logró la liberación de dos personas retenidas en el CPL (Centro de Privación de Libertad) Esmeraldas N°2″.

La dependencia detalló que fue liberada una empleada administrativa y un guardia de la prisión, quienes fueron puestos a «buen recaudo».

Horas antes, el SNAI había informado que el número de funcionarios de prisiones retenidos en los motines suscitados simultáneamente en siete cárceles del país se había incrementado este jueves a 178, tras ampliarse la crisis de prisiones en las ciudades de Machala, capital de la provincia de El Oro (fronteriza con Perú) y la de Esmeraldas.

Con esas dos aumentaron a siete las prisiones con crisis de retención de personal penitenciario por parte de grupos de reclusos.

El SNAI había indicado que en el caso de la cárcel de Esmeraldas un grupo de presos había disparado contra personal de las Fuerzas Armadas que se encontraba en el exterior de la cárcel.

Esta serie de motines forman parte de una escalada de violencia protagonizada esta semana por las bandas del crimen organizado en Ecuador, que también incluyeron secuestros y atentados contra policías, vehículos incendiados, explosiones y hasta un asalto de encapuchados armados a un canal de televisión en la ciudad de Guayaquil.

Los hechos se suscitan cuando el Gobierno del presidente Daniel Noboa se disponía a poner en marcha un plan para recuperar el control de las cárceles, muchas de ellas dominadas al interior por grupos de delincuencia organizada.

Esta violencia también se ha trasladado a las calles hasta hacer de Ecuador uno de los países más violentos del mundo con 45 homicidios intencionales por cada 100.000 habitantes en 2023.

Tras los episodios de esta semana el Gobierno ecuatoriano declaró una situación de «conflicto armado interno» y clasificó a varias de las bandas como grupos terroristas y objetivos militares

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *