Jue. Feb 29th, 2024

Donald Trump ganó las elecciones primarias presidenciales de New Hampshire ayer, con lo que afianzó su control sobre la candidatura presidencial republicana y aumentó las probabilidades de una revancha este año contra el presidente Joe Biden.

El resultado fue un revés para la ex embajadora ante la ONU, Nikki Haley, quien invirtió tiempo y recursos financieros en ganar dicho Estado, pero terminó en segundo sitio. Es la última aspirante de renombre en la contienda después de que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dio fin a su precandidatura presidencial durante el fin de semana, lo que le permitió a Haley hacer campaña como única alternativa a Trump. Haley intensificó sus críticas al ex presidente, cuestionando su agudeza mental y presentándose como una candidata unificadora que marcaría el comienzo de un cambio.

Sus palabras no tuvieron suficiente eco entre los votantes. Trump puede presumir ahora de ser el primer precandidato presidencial republicano que gana las contiendas en Iowa y New Hampshire desde que ambos Estados empezaron a encabezar el calendario electoral en 1976, un signo  de la rapidez con que los republicanos han cerrado filas para convertirlo en su abanderado por tercera vez consecutiva. 

Sin embargo, Haley no emitió ningún mensaje derrotista: “La carrera está lejos de terminar”, dijo.

Haley felicita a Trump por su triunfo: “Se lo ha ganado”

La ex gobernadora de Carolina del Sur y ex embajadora ante Naciones Unidas Nikki Haley felicitó al ex presidente Donald Trump por su proyectada victoria en las primarias de New Hampshire, pero no dio su propia carrera electoral por terminada.

Por su parte, el ex mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, celebró su victoria y se proyectó ya como el candidato elegido de cara a las elecciones de noviembre. “Qué gran victoria”, dijo ante sus seguidores.

“New Hampshire es la primera (primaria) de la nación, pero no la última”, dijo Nikki en un discurso pronunciado poco después de que las principales cadenas del país dieran por vencedor a su único rival en esa contienda.

Haley comenzó esa alocución reconociendo su derrota: “Quiero felicitar a Donald Trump por su victoria esta noche. Se lo ha ganado y lo reconozco”.

Con el 31% escrutado en New Hampshire, Trump aventajaba con un 53.5% a Haley (45.5%).

“La carrera está lejos de terminar. Quedan decenas de Estados”, apuntó la ex embajadora ante la ONU, cuyo porcentaje de derrota en esta ocasión es menor de lo anticipado.

En New Hampshire se reparten sólo 22 delegados de los dos mil 429 que participarán en la Convención Nacional Republicana que nominará al candidato a la Casa Blanca.

Para Haley, que Trump venza entonces beneficiaría tanto al actual presidente, el demócrata Joe Biden, como a la vicepresidenta, Kamala Harris.

“Los republicanos han perdido con Donald Trump casi todas las elecciones. Perdimos el Senado. Perdimos la Cámara de Representantes. Perdimos la Casa Blanca. Perdimos en 2018, en 2020 y en 2022. El secreto peor guardado en política es lo mucho que los demócratas quieren competir contra Trump. Saben que es el único republicano del país al que Biden puede derrotar”, sostuvo.

La siguiente parada de este proceso será Nevada el 6 de febrero y el 24 de ese mismo mes en Carolina del Sur, el Estado natal de Haley, donde ella espera tomar impulso: “Acabamos de empezar”, añadió Haley en su discurso.

En los caucus de Iowa de la semana pasada, Trump quedó con un 51% de los votos, seguido por Ron DeSantis (21.2%), que ya se ha retirado. Haley sacó un 19.1 % y el empresario Vivek Ramaswamy, que también se retiró, un 7.7 por ciento.

La candidata espera remontar en las siguientes paradas, especialmente en su Estado natal, Carolina del Sur. EFE

Biden gana las primarias demócratas sin figurar en las papeletas

El presidente estadounidense, Joe Biden, ganó ayer las primarias demócratas del Estado de New Hampshire, según apuntaron las proyecciones de los medios, pese a que no se había presentado oficialmente a las mismas.

El actual inquilino de la Casa Blanca apenas necesitó que se hubiera escrutado un 1% de los votos para que cadenas como NBC News y la Fox lo dieran como ganador de las mismas.

Estas primarias en New Hampshire están envueltas en una controversia técnica debido a la decisión del Partido Demócrata de romper con una tradición centenaria y dar inicio a su temporada electoral en Carolina del Sur el próximo 3 de febrero.

La ley de New Hampshire, no obstante, obliga a celebrar las “primeras” primarias en el país y como resultado se llevó igualmente a cabo la votación.

Aunque no será reconocida por el Comité Nacional Demócrata y el principal candidato, Joe Biden, estaba fuera de las papeletas, hubo una campaña para que los votantes escribieran su nombre en las mismas y conocer el alcance de esta actividad.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *