Jue. Feb 29th, 2024

Alabama en Estados Unidos ejecutó el jueves con gas nitrógeno a un asesino convicto, provocándole la muerte con un nuevo método que coloca una vez más a dicho país en el primer plano del debate sobre la pena capital. 

Además, el estado aseguró que la ejecución sería humana, pero los críticos la calificaron de cruel y experimental.

Se trata de Kenneth Eugene Smith, de 58, fue declarado muerto a las 8:25 de la noche en una prisión de Alabama, después de respirar gas nitrógeno puro por una mascarilla para provocarle hipoxia (falta de oxígeno), informaron funcionarios. Fue la primera vez que se empleó un nuevo método de ejecución en Estados Unidos desde 1982, cuando se implementó la inyección letal, que es el método más usado en la actualidad.

El estado había intentado ejecutar anteriormente a Smith, quien fue condenado por un asesinato a sueldo en 1988. Sin embargo, su ejecución por inyección legal en 2022 fue suspendida de último minuto debido a que las autoridades no pudieron colocar una intravenosa.

La ejecución del jueves se llevó a cabo después de una batalla legal en la que los abogados de Smith argumentaron que el estado convertía a su cliente en un sujeto de pruebas para un método experimental de ejecución que podría violar la prohibición constitucional a los castigos crueles e inusuales. Los tribunales federales rechazaron los intentos de Smith de bloquear la pena capital. El último fallo provino de la Corte Suprema federal la noche del jueves.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *