Dom. Jul 14th, 2024
Spread the love

Más de 400 personas fueron detenidas en Rusia cuando rendían homenaje al líder opositor Alexei Navalny, fallecido en una remota colonia penal en el Ártico, según indicó un destacado grupo de derechos.

La muerte repentina de Navalny, de 47 años, fue un golpe devastador para muchos rusos que habían depositado sus esperanzas para el futuro, en el enemigo más acérrimo del presidente, Vladímir Putin. 

Navalny siguió criticando abiertamente al Kremlin incluso tras sobrevivir a un envenenamiento por agente nervioso y recibir varias condenas de prisión.

La noticia se extendió por todo el planeta y cientos de personas en docenas de ciudades rusas acudieron el viernes y el sábado a lugares de recuerdo improvisados y monumentos a las víctimas de la represión política para rendir homenaje al político con flores y velas.

En más de una docena de ciudades, la policía detuvo a 401 personas el sábado por la noche, según el grupo de derechos OVD-Info, que monitorea las detenciones políticas y proporciona ayuda legal.

Más de 200 detenciones se hicieron en San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, indicó el grupo. Entre los detenidos estaba Grigory Mikhnov-Voitenko, un sacerdote de la Iglesia apostólica ortodoxa que anunció en redes sociales sus planes de oficiar un servicio religioso en memoria de Navalny y fue detenido el sábado por la mañana delante de su casa. 

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *