Vie. Abr 19th, 2024

Este jueves 22 de febrero, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que el periódico «The New York Times» alistaba un reportaje con información del gobierno de Estados Unidos, en la cual, supuestamente, sus hijos y funcionarios cercanos a él recibieron dinero del narcotráfico en 2018.

En la mañanera de hoy en Palacio Nacional, López Obrador dijo que esos señalamientos son falsos y una calumnia del diario estadounidense.

Ante los medios, el Presidente mostró la solicitud de respuestas que Natalie Kitroeff, jefa de la corresponsalía del periódico «The New York Times» en México, le envió a Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia, para ser respondido antes de las 17:00 horas del miércoles.

En el documento se suscriben siete preguntas, a las que el presidente López Obrador fue respondiendo en la mañanera, mientras leía cada una: «Vamos a leer ahora lo del ultimátum del New York Times«.

Estas fueron las preguntas y las respuestas que López Obrador dio al cuestionario de The New York Times:

1.- La Investigación de autoridades estadounidenses, basada en testimonios de informantes y transferencias de dinero, indagó alegatos de que hallados cercanos al presidente se reunieron con cárteles de la droga y recibieron millones de dólares del narco. Al final, la investigación fue cerrada luego de que autoridades estadounidenses reconocieron que podría provocar un conflicto diplomático con México. En gran parte, la decisión se tomó tras la reacción del gobierno mexicano cuando Estados Unidos arrestó al general Salvador Cienfuegos en 2020.

«O sea, nos tuvieron miedo, porque a México se le respeta, entonces es falso, completamente, falso», dijo López Obrador, y luego comenzó a leer y responder las preguntas.

NYT: ¿Sabía el presidente o miembros de su gobierno sobre esta investigación reciente?

López Obrador: No, porque es falso lo que sostiene.

NYT: De ser así, ¿qué reacción hubo dentro de Palacio Nacional?

LO: Pues nada, la nada.

NYT: En caso de que sea la primera vez que escuchan de esto, ¿qué opinión les merece?

LO: Nada, de que ustedes son unos falsarios, los del New York Times y quienes los mandaron a hacer el reportaje.

2.- Según documentos que examinamos y entrevistas que tuvimos con gente cercana a la investigación…

«A la investigación que hizo el gobierno de Estados Unidos«, recalcó el Mandatario. Luego siguió con la cuestión:

… un informante contó que uno de los confidentes más cercanos del presidente se reunió con Ismael Zambada García, uno de los principales capos del Cártel de Sinaloa, antes de las elecciones de 2018. ¿Cómo responden a ese testimonio?

LO: ¿Cuál es? ¿Cuál es el testimonio? Vamos a esperar, claro que es falso, completamente.

3.- Otro informante relató que, tras la elección del presidente, uno de los fundadores del Cártel de los Zetas pagó 4 millones de dólares a dos aliados de López Obrador – uno de ellos un ayudante oficial y el otro un asesor no oficial — con la esperanza de salir de prisión. ¿Cómo responden a ese testimonio?

LO: Pues que es otra calumnia y que el New York Times.

4.- Un tercer Informante contó a los Investigadores…

LO: De verdad que en ninguna parte hay pasquines así, inmundos. Recuerdo los pasquines de El recurso del método de la novela de Carpentier, pero estaban mejor, los que aparecía pegados en las puertas de las casas.

NYT: Que los cárteles estaban en posesión de videos que mostraban a los hijos del Presidente recibiendo dinero procedente del crimen organizado, ¿Cómo responden a este testimonio?

LO: ¿Dónde están los videos? Es una vergüenza, no cabe duda que este tipo de periodismo está en franca decadencia, es un pasquín inmundo el «New York Times».

5.- La investigación también rastreó independientemente pagos de miembros del crimen organizado a intermediarios del presidente. Al menos uno de esos pagos ocurrió más o menos al mismo tiempo que el Presidente viajó a Sinaloa en marzo de 2020 para reunirse con la madre de Joaquín Guzmán Loera.

LO: O sea, fui a buscar el dinero, o fuimos, porque en lo que yo me entrevistaba con la señora, «el que fue conmigo recibía el moche».

Y posteriormente siguió con la rueda de prensa: «Pero fíjense la distorsión, la mala leche: o sea, yo viajé a Sinaloa, para reunirme con la madre de Joaquín Guzmán Loera, cuando fui a supervisar un camino que se construyó, que por cierto, ya hasta lo inauguramos, de Badiraguato a Guadalupe y Calvo de Chihuahua, y en el campamento, en la supervisión, pero además pública, estaba la señora conmigo que quería entregarme una carta, para que le ayudara a que una de sus hijas pudiese visitar a su hijo en Estados Unidos, en la cárcel, y que yo le ayudara con el gobierno de Estados Unidos, me dio la carta, me bajé, porque ella ya estaba mayor, la saludé y me entregó la carta y la carta se la entregué al secretario de Relaciones Exteriores para que hiciera los trámites en la embajada del gobierno de Estados Unidos, con el propósito de que le dieran la visa para visitar a su hermano».

NYT: ¿El presidente estaba enterado de estas transferencias de dinero u ocurrieron a sus espaldas? ¿A cambio de qué podrían haberse dado esos pagos?

6.- Cuando se publicaron los trabajos de ProPublica, Insight Crime y DW sobre supuestas conexiones del crimen organizado a la campaña de 2006 de López Obrador, el Presidente dijo: «¿Cómo vamos a estar sentados en la mesa hablando del combate a la droga si ellos, o una institución de ellos, está filtrando información y dañándome?» en la mañanera del 1 de febrero.

LO: Palabras más, palabras menos, sí expresé esto y cuando vino la comisión tenía yo pensado no verlos, pero se ha portado muy bien, sobre todo la asesora en asuntos de seguridad del presidente Biden y hablé con ella, lo primero que me dijo fue nosotros no tenemos nada que ver con esto, lo lamentamos mucho, esa es una investigación cancelada que nunca tuvo ninguna importancia, pero ahora quiero que me digan de esta, ¿no lo sabía?, dijo.

7.- ¿De qué manera esta nueva revelación podría afectar las relaciones bilaterales y los esfuerzos conjuntos entre ambos países?

LO: De ninguna manera, no pueden afectar, si es que estamos obligados a mantener buenas relaciones con el gobierno de Estados Unidos, porque somos socios, los principales socios económicos comerciales, porque tenemos una vecindad, una frontera de 3 mil 180 kilómetros, porque viven 40 millones de mexicanos, viven y trabajan honradamente en Estados Unidos, y porque la política se inventó entre otras cosas para evitar la confrontación. Claro que vamos a seguir manteniendo una buena relación, nada más que vamos a seguir hablando del tema, eso sí.

NYT: ¿Disminuye esto la confianza que el gobierno mexicano tiene en Estados Unidos? ¿Por qué o por qué no?

LO: Eso, el corrido lo dirá. Yo espero que el gobierno de Estados Unidos exprese algo, manifiesta algo, también, si no quieren decir nada, si no quieren actuar con transparencia es su asunto, pero cualquier gobierno democrático, defensor de las libertades, tendría que informar.

NYT: ¿Hay algún otro comentario que el presidente o usted quisiera agregar?

LO: Sí, que son unos calumniadores profesionales, de fama mundial.

«Muchas gracias por su atención. Le recuerdo que esperamos sus respuestas a las 17:00 hoy, el 21 de febrero», culminó López Obrador.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *