Mié. Jul 17th, 2024
Spread the love

La Cámara de Representantes de Estados Unidos (EU) aprobó esta semana un proyecto de ley para prohibir el uso de la red social  TikTok a menos que corte relaciones con su casa matriz ByteDance y en general con China.

El proyecto fue aprobado con 352 votos a favor y 65 en contra, en un raro momento de acuerdo entre demócratas y la oposición republicana en Washington.

“La votación bipartidista demuestra la oposición del Congreso a los intentos de China comunista de espiar y manipular a los estadounidenses, y marca nuestra determinación ante los enemigos”, declaró el republicano Mike Johnson, presidente de la Cámara.

“Insto al Senado a aprobar el proyecto y enviarlo al presidente para que se convierta en ley”, agregó.

La iniciativa es hasta el momento la mayor amenaza que afronta la aplicación de videos, muy popular en todo el mundo, sobre todo entre los jóvenes.

Sin embargo, su destino en el Senado es incierto, pues figuras clave se oponen a tomar una medida tan drástica.

Por tener una matriz china, TikTok preocupa a Estados Unidos y otros países, que consideran que la plataforma permite a Pekín espiar y manipular a unos 170 millones de usuarios en Estados Unidos.

El presidente Joe Biden promulgará la norma, conocida oficialmente como “Ley de Protección de los Estadounidenses contra Solicitudes Controladas por Rivales Extranjeros”, una vez que la aprueben ambas cámaras, adelantó la Casa Blanca.

TikTok reaccionó diciendo que el proceso legislativo “se llevó adelante en secreto por un motivo: se trata de una prohibición” y pidió al Senado pensar en el impacto económico que tendría la medida sobre siete millones de pequeñas empresas y los 170 millones de usuarios en Estados Unidos.

La ley exigiría que ByteDance venda TikTok en un plazo de 180 días a una compañía local, o de lo contrario sería excluida de las tiendas de Apple y Google en Estados Unidos.

También le daría al presidente poder para designar otras aplicaciones como una amenaza a la seguridad nacional si están bajo control de un país considerado adversario.

El director ejecutivo de TikTok, Shou Zi Chew, está en Washington con el objetivo de conseguir apoyo para detener el proyecto de ley.

“Esta última legislación, aprobada a una velocidad sin precedentes, sin siquiera el beneficio de una audiencia pública, plantea serias preocupaciones constitucionales”, escribió Michael Beckerman, vicepresidente de políticas públicas de TikTok, en una carta dirigida a los copatrocinadores del proyecto de ley.

Sin evidencias

Los impulsores del texto, ambos de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Gallagher y el demócrata Raja Krishnamoorthi, así como la Casa Blanca, argumentan que no se trata de una prohibición de Tiktok, siempre y cuando la compañía se desvincule de ByteDance.

El demócrata Hakeem Jeffries, que votó a favor de la propuesta, sostuvo que ésta “apunta a solucionar asuntos legítimos de seguridad nacional y protección de datos”.

China advirtió que la medida “inevitablemente se volvería en contra de Estados Unidos”.

“Aunque Estados Unidos nunca ha encontrado pruebas de que TikTok amenace la seguridad nacional estadounidense, no ha dejado de reprimirla”, afirmó el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin, que denunció un “comportamiento de intimidación”.

Impacto electoral entre jóvenes

Para el influencer de tecnología Nathan Espinoza (@beowulftiktok), con más de 300 mil seguidores, TikTok es “la única red social” en la que ha visto “una representación por igual de todos los lados políticos”.

Además del impacto que tendría en la industria de los medios digitales y el marketing para pequeñas empresas, una suspensión podría perjudicar a los legisladores que la apoyen, asegura el joven, que acaba de cumplir 18 años.

“Este es mi primer año votando y mucha gente de mi edad se opone a esta prohibición de TikTok”, dijo Espinoza.

En un cambio con respecto a su postura anterior, el ex presidente Donald Trump (2017-2021) dijo que está en contra de una prohibición de TikTok, principalmente porque eso fortalecería al grupo estadounidense Meta, el propietario de las redes sociales Instagram y Facebook, a las que llamó “enemigos del pueblo”.

Cuando Trump era presidente, intentó arrebatarle el control de Tiktok a ByteDance, pero fue bloqueado por los tribunales estadounidenses.

Trump negó las acusaciones de que cambió de opinión porque un inversor en TikTok, el financista Jeff Yass, es un importante donante de su campaña.

¿Qué es ByteDance?

Desde su nacimiento en un apartamento de Pekín hace 12 años, ByteDance se convirtió en una de las mayores empresas tecnológicas del mundo, conocida principalmente por ser la creadora de TikTok.

Sin embargo, esta popular red social enfrenta actualmente una dura campaña en Washington. 

¿Qué tan grande es ByteDance?

ByteDance consiguió posicionarse en los últimos años como una de las empresas más valiosas del mundo, valorada en unos 225 mil millones de dólares y por tanto situada por encima de SpaceX o de OpenAI, según la firma de inteligencia de mercado CP Insights.

Tiktok, aplicación lanzada en 2017 por ByteDance como versión internacional de Douyin (que cuenta actualmente con cientos de millones de usuarios), cautivó al mundo y amasó más de mil millones de usuarios en cuatro años.

Gracias al enorme crecimiento de estas redes, ByteDance se aventuró también en el comercio electrónico y las reservas de viajes, y afirma tener más de 150 mil empleados en casi 120 ciudades de todo el mundo.

Esta empresa privada china no difunde sus ingresos y ganancias, pero las estimaciones de los medios de comunicación la sitúan al mismo nivel que algunas de las compañías más grandes del mundo.

En 2023, las ventas de ByteDance superaron los 110 mil millones de dólares, indicó Bloomberg en diciembre, una cifra mayor que los ingresos estimados del gigante tecnológico chino Tencent para ese año.

ByteDance no respondió a las preguntas de medios sobre sus ganancias.

Tanto Tiktok como Meta, empresa matriz de Facebook, pagan a agencias de información y a más de 100 organizaciones de fact-checking para verificar vídeos que podrían contener información falsa.

¿A quién pertenece?

TikTok indicó que cerca del 60% de ByteDance pertenece a inversores institucionales, entre ellos el gigante estadounidense BlackRock.

Los fundadores de ByteDance tienen un 20% y el resto pertenece a empleados, según la red social.

La empresa china, constituida en las Islas Caimán, también incluye a General Atlantic entre sus inversores. Tres de los cinco miembros de su junta son estadounidenses, según TikTok.

Una entidad estatal china posee un 1% de Douyin, indica la página web de ByteDance. TikTok asegura que es un requisito bajo la ley china y que no afecta a las operaciones internacionales de la casa matriz.

El sitio web de noticias tecnológicas The Information reportó en 2021 que esa participación del 1% comprende un puesto en la junta.

En marzo del año pasado, durante una audiencia del Congreso estadounidense, el director ejecutivo de TikTok, Shou Zi Chew, respondió «Creo que sí» cuando se le preguntó si un funcionario chino estaba en la junta de ByteDance.

Sin embargo, aseguró que Tiktok no será «manipulado por ningún Gobierno».

¿Por qué preocupa a EU?

Gran parte de los legisladores estadounidenses no están tan seguros de que TikTok sea independiente de Pekín, pese a que su sede no está en China.

El proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes busca presionar a TikTok para que se desvincule de ByteDance.

Los que apoyan esta iniciativa legislativa afirman que ByteDance permite a Pekín espiar y manipular a unos 170 millones de usuarios en Estados Unidos.

Agencias de inteligencia estadounidenses y de seguridad -entre ellas el director del FBI esta semana- compartieron estas preocupaciones.

TikTok está prohibido en los teléfonos de trabajo de los empleados gubernamentales en Estados Unidos y otras naciones, como Australia y Canadá, por motivos de seguridad.

¿Cómo respondieron ByteDance y TikTok?

Ambos aseguran que no hay riesgo para los datos de usuarios estadounidenses. El director ejecutivo de TikTok insiste en que el Gobierno chino nunca pidió estos datos, y que nunca los proporcionó.

TikTok afirma que dirige todo su tráfico en Estados Unidos a través de infraestructura en este país.

Si se aprueba esta ley, la empresa llevará el caso ante los tribunales, según Bloomberg.

Sin embargo, su destino en el Senado es incierto, pues figuras clave se oponen a tomar una medida tan drástica contra la popular aplicación.

¿Y China?

China dijo en repetidas ocasiones que se opone a una venta forzada de TikTok y advirtió contra tomar a la empresa como blanco.

«Aunque Estados Unidos nunca ha encontrado pruebas de que TikTok amenace la seguridad nacional estadounidense, no ha dejado de reprimirla», afirmó el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin, condenándolo como un «comportamiento de intimidación».

Cualquier venta de TikTok requerirá probablemente la aprobación de Pekín.

AFP

Buscan proteger los datos personales

Los críticos acusan con frecuencia a TikTok de recopilar grandes cantidades de datos de los usuarios.

De acuerdo con la BBC, los analistas advirtieron que TikTok recopila detalles como la ubicación de los usuarios, qué dispositivo específico están usando y qué otras aplicaciones están en su móvil.

No obstante, una portavoz de TikTok dijo a la BBC que la recopilación de datos de la aplicación está “en línea con las prácticas de la industria”.

Pese a que en redes sociales los usuarios proporcionan grandes cantidades de datos privados a cambio de sus servicios de forma gratuita, al ser una aplicación cuya sede está en Beijing, genera descontento al no estar ubicada en territorio estadounidense.

Mientras que Facebook, Instagram, Snapchat y YouTube, por ejemplo, recopilan cantidades similares de datos, pero todas son empresas fundadas en el país norteamericano, donde durante años los legisladores, así como otros países del mundo, han asumido un nivel de confianza: que los datos recopilados por estas plataformas no se utilizarán para fines que puedan poner en riesgo la seguridad nacional.

Por su parte, la orden ejecutiva de Donald Trump de 2020 alegaba que la recopilación de datos de TikTok podría permitirle a China “rastrear las ubicaciones de empleados y contratistas federales, crear expedientes de información personal con fines de chantaje y realizar espionaje corporativo”.

Hasta la fecha, la evidencia apunta a que esto es solo un riesgo teórico, pero los temores se ven avivados por una ley china aprobada en 2017.

El artículo siete de la Ley de Inteligencia Nacional de China establece que todas las organizaciones y ciudadanos chinos deben “apoyar, ayudar y cooperar” con los esfuerzos de inteligencia chinos.

Esta oración a menudo es citada por personas que sospechan no solo de TikTok, sino de todas las empresas chinas.

Sin embargo, los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia argumentan que esta oración está fuera de contexto y señalan que la ley también incluye advertencias que protegen los derechos de los usuarios y las empresas privadas.

Desde 2020, los ejecutivos de TikTok han asegurado reiteradamente que sus empleados chinos no pueden acceder a los datos de usuarios que no se originan en ese país.

Sobre este tema, China dijo que prohibir TikTok en Estados Unidos, tal y como la propuesta de la Cámara de Representantes equivaldría a “dispararse en el pie”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *