Dom. Jul 14th, 2024
Spread the love

El flujo migratorio de niños, niñas y adolescentes en México aumentó un 60% durante el 2023. El número de infantes que se encontraban en situación migratoria irregular en nuestro país alcanzó niveles no vistos desde que se tiene registro.

De acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria del Gobierno de México, durante 2023 se reportaron 113 mil 660 niñas, niños y adolescentes extranjeros en movilidad en México (46.1% mujeres y 53.9% hombres).

Incluso, advierte la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), el año pasado fue el que más niños, niñas y adolescentes en situación migratoria dentro del país ha presentado desde que se tiene registro.

La Redim indica que las características del flujo migratorio de infancias se ha modificado con los años: mientras en 2015 la mayoría de personas de entre 0 y 17 años extranjeras se movilizaban sin acompañamiento; para el 2023 el 94% de los reportes de la UPM indicaban que las y los niños viajaban acompañados de familiares u otras personas.

Chiapas fue la entidad que más infantes y adolescentes extranjeros registró, esto debido principalmente al flujo migratorio de la entidad y su conexión con Centroamérica. Veracruz y Tabasco son los estados que siguen en este rubro.

De acuerdo con la información, siete de cada 10 reportes de menores extranjeros en movilidad en el país se dieron en estas 3 localidades.

La Redim alerta que la Unidad de Política Migratoria dejó de reportar la población “presentada a la autoridad”, por lo que no existen cifras respecto al número de menores que podrían o no haber sido víctima de detención o privación de la libertad.

“La Unidad de Política Migratoria del Estado mexicano ha dejado de visibilizar acciones del Estado en las que podrían existir violaciones a derechos (como el alojamiento no voluntario y la privación de la libertad) para únicamente publicar información de validez demográfica como lo es el número de niñas, niños y adolescentes en situación migratoria irregular”, exponen.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alerta que niños y niñas migrantes corren el riesgo de sufrir hambre o frío en su trayecto; padecer enfermedades, y no tener acceso a servicios de salud; además de que pueden ser explotados por el crimen organizado y ser detenidos; además de otros tipos de violencia y discriminación por parte de la población de los lugares que atraviesan.

La información pública disponible respecto a las acciones de la autoridad ante la niñez migratoria la ha dado a conocer el Instituto Nacional de Migración (INM). En un boletín, el INM anunció que en el primer trimestre del 2023 “rescataron” a más de 34 mil infantes extranjeros durante su ingreso al país.

En aquella información, se aseguró que las principales nacionalidades extranjeras son Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Por su condición de vulnerabilidad, los menores de edad solos o acompañados –localizados por esta autoridad migratoria– quedan bajo la tutela y protección del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en tanto se define su situación migratoria en México”, informó el INM.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *