Dom. Jul 14th, 2024
Spread the love

El presidente de Ecuador dijo que no podía permitir «que se asile a delincuentes sentenciados, involucrados en crímenes muy graves»

Tres días después de provocar la mayor crisis entre Ecuador y México, el presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, explicó el lunes por qué tomó la decisión de ordenar la intervención policial en la embajada mexicana para sacar y arrestar al exvicepresidente Jorge Glas. «La justicia no se negocia», afirmó.

En un comunicado, Noboa dijo que «los últimos días han requerido fuerza y decisión». Afirmó que tomó decisiones «excepcionales para proteger la seguridad nacional, el Estado de Derecho y la dignidad de un pueblo que rechaza cualquier tipo de impunidad a criminales, delincuentes, corruptos o narcoterroristas», en alusión a Glas, a quien México concedió asilo y a quien Ecuador acusa de peculado.

Glas se resguardó en la embajada de México, donde el viernes pasado le otorgaron asilo. Horas después, unidades policiales irrumpieron por la fuerza en la legación, sacando al exvicepresidente y trasladándolo a la prisión de alta seguridad La Roca.

Hasta ahora, Noboa no se había pronunciado sobre el caso. En el comunicado, el presidente dijo que no podía permitir «que se asile a delincuentes sentenciados, involucrados en crímenes muy graves». Dijo que con el asilo, México violó la Convención de Caracas y de Viena. Insistió en que la decisión de entrar a la embajada se tomó porque había «riesgo de fuga».

Noboa criticó, sin mencionar por su nombre al expresidente Rafael Correa, que la oposición ecuatoriana, estén usando lo ocurrido y «solicitado a México que nos declare la guerra, y a la comunidad internacional que nos sancione económicamente». Advirtió que estos actores están incurriendo en «traición a la Patria».

Según el mandatario, «nos estamos jugando el país». Y aludió a la consulta que tendrá lugar el 21 de abril en la que busca fortalecer el papel de las fuerzas armadas en el combate a la inseguridad y los cárteles de la droga.

Ecuador, indicó el jefe de Estado, quien asumió en noviembre, «es un país de paz y de Justicia, que respeta a todas las naciones y el derecho internacional».

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *