Lun. May 20th, 2024

El Gobierno de Joe Biden presidente de los E.U., propondrá una nueva norma que permitirá a las autoridades migratorias restringir el acceso al asilo en la frontera sur, adelantó a EFE este miércoles una fuente familiarizada con la regulación.

La regla será anunciada este jueves, instruirá a los agentes de migración a aplicar nuevos filtros durante las entrevistas en donde se decide si una persona cumple o no con los requisitos para solicitar asilo en E.U., tras cruzar la frontera con México.

Las autoridades podrán impedir que una persona solicite asilo si consideran que supone un riesgo para la seguridad nacional o la seguridad pública. Esta normativa busca agilizar las deportaciones sin embargo, afectará a quienes crucen la frontera entre México y E.U de manera irregular.

Tras la entrevista inicial, conocida como entrevista de «miedo creíble», las personas que solicitan asilo pueden permanecer en territorio estadounidense hasta que un juez de inmigración decida sobre la validez de su caso.

Este proceso puede tardar años y el objetivo de esta nueva medida es intentar reducir la cantidad de personas que solicitan asilo.

Las personas a las que se les niega la posibilidad de solicitar asilo son expulsadas a México de manera inmediata o entrar en un proceso formal de deportación, dependiendo de su nacionalidad.

La norma elaborada por el Departamento de Seguridad Nacional, no entrará automáticamente en vigor. Se publicará y se abrirá entonces un periodo de comentarios al público en el que el aún podría sufrir cambios.

Esta nueva medida llega en medio de un año electoral en el que la inmigración es uno de los temas centrales. El expresidente y precandidato republicano a la presidencia, Donald Trump, ha adoptado una retórica antiinmigrante y señala a Biden por haber creado una «crisis» en la frontera.

No es la primera vez que la Casa Blanca anuncia cambios a las regulaciones sobre el asilo en un intento por limitar la llegada de personas a la frontera sur.

Hace un año el gobierno demócrata introdujo una serie de cambios que califica como «no aptos» para solicitar asilo a los migrantes que crucen de manera irregular la frontera y que no hayan pedido protección en un tercer país durante su travesía hacia E.U.

Aunque el número de detenciones en la frontera ha disminuido significativamente durante los primeros meses de este año, en el 2023 Estados Unidos reportó un récord de más de 2,3 millones de arrestos de migrantes.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *