Sáb. Jun 15th, 2024

Miles de personas en Canadá fueron evacuadas este martes ante la amenaza de una serie de incendios forestales fuera de control en el oeste y noroeste del país.

En la tarde del martes, cientos de personas del municipio de Wood Buffalo, en el extremo norte de la provincia de Alberta, recibieron la orden inmediata de abandonar sus hogares ante las proximidades de las llamas.

Centenares más en torno a la cercana localidad de Fort McMurrayuno de los principales centros petroleros del país, fueron avisados de que pueden recibir la orden de evacuación en cualquier momento.

Los servicios de bomberos están intentando controlar un incendio forestal al suroeste de Fort McMurray, una población de casi 70 mil habitantes, pero las elevadas temperaturas y los fuertes vientos están dificultando las tareas.

Las llamas han consumido hasta el momento casi 10 mil hectáreas de bosque, y se encuentran a unos 16 kilómetros de Fort McMurray, que ha declarado el estado de emergencia.

En la vecina provincia de Columbia Británica, las condiciones climatológicas han mejorado levemente, lo que está dando un respiro a los equipos que tratan de controlar un incendio forestal que el lunes obligó a evacuar a los casi 4 mil habitantes de Fort Nelson.

Ese incendio, que el lunes cubría 5 mil 300 hectáreas y estaba a 1.5 kilómetros de la localidad, ha crecido hasta 8 mil 400 hectáreas.

Pero los vientos, que se temía empujaran las llamas hacia Fort Nelson, están soplando en la dirección contraria, lo que ha alejado este martes el fuego a 2.5 kilómetros de las afueras de la localidad.

Los últimos datos señalan que Columbia Británica tiene 43 incendios activos (de los cuales 14 están fuera de control), mientras que en Alberta la cifra total es de 44 (con dos descontrolados).

A lo largo de todo Canadá hay 111 incendios forestales activos. Los incendios del oeste del país comenzaron a afectar la calidad del aire en el centro y sur de Estados Unidos, tal y como ya pasó el año pasado cuando Canadá sufrió su peor temporada de incendios con la quema de 18 millones de hectáreas de bosque, 2.5 veces más que el anterior récord de 1995.

Los meteorólogos señalan que vientos en las capas más altas de la atmósfera están transportando las partículas de los incendios canadienses hacia el sur del continente, afectando a estados en Estados Unidos como Nebraska, Kansas, Iowa y Misuri. 

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *