Sáb. May 18th, 2024

La Casa Blanca respondió ayer a los republicanos que ya cuenta con todas las competencias legales para combatir al narcotráfico sin la necesidad de declarar como grupos terroristas a los cárteles mexicanos.

“Declarar a esos cárteles como organizaciones terroristas extranjeras no nos daría ninguna competencia adicional que no tengamos ya en este momento”, expresó en su rueda de prensa diaria Karine Jean-Pierre, portavoz del presidente Joe Biden.

Tras el asesinato de dos estadounidenses secuestrados en Tamaulipas, algunos legisladores republicanos presentaron dos proyectos de ley para declarar terroristas a los cárteles y autorizar la actuación del Ejército estadounidense en territorio mexicano.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha advertido que una designación de este tipo supondría una violación de su soberanía.

Jean-Pierre recordó que el Gobierno estadounidense ya ha impuesto “poderosas” sanciones contra los cárteles y sus integrantes para que no puedan viajar, tener propiedades ni ocultar sus activos en Estados Unidos.

“Repito, no creemos que esto nos otorgara ninguna competencia adicional”, insistió.

“No somos colonia de ningún Gobierno”: AMLO

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer que hará valer que México es un país libre, independiente, soberano y que no es colonia ni protectorado de ningún Gobierno extranjero.

Esto, en medio de los llamados de legisladores republicanos que exigen que el presidente Joe Biden “haga más” contra cárteles mexicanos, incluyendo la intervención de las fuerzas armadas, y de que el Departamento de Justicia advirtiera que será implacable en la búsqueda de justicia ante el secuestro de cuatro ciudadanos de ese país en Matamoros, Tamaulipas el pasado viernes.

En su discurso por el Día Internacional de la Mujer en Palacio Nacional, el Mandatario federal aseguró que Gobiernos extranjeros estaban mal acostumbrados y se metían “hasta la cocina” sin pedir permiso y que eran “muy ventajosos”.

Dos mensajes claros y directos resultaron el martes del hallazgo de los cuatro estadounidenses secuestrados en Matamoros, dos de ellos asesinados. El primero, de legisladores republicanos, incluso de algunos medios, para que el presidente Joe Biden “haga más” contra los cárteles mexicanos, incluyendo la intervención de las fuerzas armadas.

El segundo, de parte del Gobierno de Estados Unidos con la exigencia de justicia y la advertencia de que no se detendrá hasta que los secuestradores y asesinos paguen: “El Departamento de Justicia será implacable en la búsqueda de justicia”, afirmó en un comunicado el fiscal general, Merrick Garland.

Su voz fue secundada por el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby: “Vamos a trabajar de cerca con el Gobierno mexicano para garantizar que se haga justicia en este caso”, dijo a periodistas. Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, aseguró: “Haremos siempre lo que sea más efectivo y lo que esté en nuestras manos para que estos grupos rindan cuentas”.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *