Vie. Jun 14th, 2024

El Presidente Andrés Manuel López Obrador negó este jueves que existan riesgos para la organización de las elecciones presidenciales de 2024 tras su reforma electoral, conocida como el «Plan B», cuestionada por el Instituto Nacional Electoral (INE).

El Mandatario rechazó las acusaciones de los consejeros del INE, organismo autónomo que el miércoles anunció que impugnará la reforma ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) porque «dinamitará» la democracia.

«Están usando esto de bandera para hacer politiquería porque no hay ningún problema», declaró López Obrador en su rueda de prensa diaria.

López Obrador defendió su proyecto, con el que el Gobierno promete ahorrar tres mil 500 millones de pesos  y eliminar prestaciones para trabajadores del INE, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), y facultades para sancionar a partidos y funcionarios que violen leyes electorales.

El Presidente había presentado una reforma constitucional que fracasó en diciembre por no alcanzar los dos tercios necesarios del Congreso para cambiar la Constitución; pero envió entonces una reforma legal, conocida como el «Plan B», que sólo requiere mayoría simple y está pendiente de aprobarse por completo en el Senado.

«Se presentó una ley que no tiene alcances mayores, nada más es bajarles el sueldo porque ganan muchísimo dinero y derrochan dinero público, también eso les molesta«, criticó ahora López Obrador.

Los consejeros del INE han alertado de riesgos para las elecciones de 2024 porque la reforma reducirá su plantilla laboral en un 85 %, se eliminarían 300 juntas distritales y se afectaría la operación de módulos de atención que reciben a 120 mil ciudadanos al día.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *