Sáb. Jun 15th, 2024

Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán y miembro del grupo delictivo conocido como “Los Chapitos”, se declaró ayer no culpable de los cinco cargos de los que está acusado en un tribunal federal de Chicago, en Estados Unidos (EU), entre ellos el de narcotráfico y lavado de dinero.

El también conocido como “El Ratón” está acusado de conspirar para distribuir droga, formar parte de una empresa criminal, exportar narcóticos a EU, efectuar transacciones financieras con el producto de actividades ilegales y usar y portar ilícitamente armas de fuego.

El Departamento de Justicia apuntó en un comunicado que se le reprocha por conspirar para distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana desde México y otras partes a Estados Unidos. Esa actividad se produjo entre mayo de 2008 hasta “al menos” octubre de 2021.

México, de los mayores productores de droga: EU

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decidió mantener a México en la lista de países de mayor producción y tránsito de drogas, debido principalmente al fentanilo que envían cárteles mexicanos al país del norte y que cada año mata a un promedio de 100 mil personas.

«El compromiso político de nuestros socios internacionales sigue siendo fundamental para lograr el éxito contra las amenazas de las drogas ilícitas y ningún país es más importante que México», señaló la Casa Blanca en el Memorándum emitido el 15 de septiembre sobre los principales países de producción y tránsito de drogas para el año fiscal 2024 que fue remitido al Congreso.

Ese mismo día, México extraditó a Estados Unidos a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, y considerado uno de los principales responsables, con Los Chapitos, del fentanilo que inunda las calles de Estados Unidos.

De acuerdo con el Memorándum, y en el marco del Bicentenario para la Seguridad, la Salud Pública y Comunidades Seguras, Estados Unidos y México «han cooperado para incautar mayores volúmenes de fentanilo y otras drogas. Hemos trabajado con éxito durante el último año para mejorar la colaboración entre las fuerzas de seguridad, evitar el desvío de precursores químicos y detener a figuras clave del crimen organizado, implicadas en el tráfico de drogas y armas de fuego, el contrabando de migrantes y otras actividades delictivas. Lamentablemente, algunas de estas detenciones se saldaron con la pérdida de vidas de funcionarios mexicanos, y sus sacrificios ponen de relieve el compromiso compartido de ambos países de hacer lo necesario para luchar contra estas organizaciones delictivas”… 

“Para ello, y para aprovechar el aumento de la cooperación del año pasado, ambos países deben seguir reforzando el intercambio de información y la colaboración en materia de aplicación de la ley; crear capacidad para detectar y combatir la producción y el tráfico de drogas y el desvío de productos químicos y equipos relacionados con las drogas; y mejorar los mecanismos para vigilar, prevenir y tratar los trastornos derivados del consumo de sustancias estupefacientes», señala.

La Casa Blanca ya había incluido a México en esta lista en el memorándum de septiembre de 2022. 

Este año, por primera vez, Estados Unidos incluyó a China en la lista, debido a los precursores del fentanilo que viajan del gigante asiático a México, principalmente. Para ello, se modificó la ley a fin de incluir a países que no sólo fabrican drogas, sino también productos químicos utilizados para la producción de drogas sintéticas.

Este memorándum, que se envía al Congreso, sirve para que éste determine el presupuesto dedicado al combate al narcotráfico.

El Universal

México mantiene una estrategia de combate contra el narcotráfico desde hace 15 años. EL INFORMADOR

Lista negra

Estos son algunos países de mayor producción y tránsito de narcóticos, según Estados Unidos.

  •  Afganistán
  •  Bahamas
  •  Belice
  •  Bolivia
  •  Birmania
  •  China
  •  Colombia
  •  Costa Rica
  •  Rep. Dominicana
  •  El Salvador
  •  Guatemala
  •  Haití
  •  México

Es extradición de Ovidio un ejemplo de cooperación

La extradición de Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán, es un ejemplo del trabajo conjunto que están cumpliendo los Gobiernos de Estados Unidos y México en la lucha contra el narcotráfico, señaló ayer Ken Salazar, embajador de Estados Unidos en México.

“La extradición de Ovidio Guzmán hacia Estados Unidos, ocurrida el viernes pasado, es un ejemplo de la manera en que estamos trabajando muy de la mano con el Gobierno mexicano”, dijo Salazar, tras una reunión de trabajo con el Gobernador del Estado de Nuevo León, Samuel García.

Salazar aprovechó para agradecer al Ejército y al Gobierno Mexicanos y reconoció la labor de los militares que perdieron la vida durante el operativo de captura del presunto líder criminal, registrado a inicios de año, en Culiacán.

«Le doy las gracias al Ejército Mexicano y al Gobierno mexicano por el trabajo que hemos hecho con ellos, siempre con respeto y en apoyo a la soberanía de México y ahora ya está Ovidio allá en Estados Unidos y estará sujeto a los procesos judiciales que comenzarán y seguirán, y respetaremos esos procesos», dijo Salazar.

El pasado viernes, el Departamento de Justicia estadounidense confirmó la extradición de Guzmán a Chicago, donde se le juzgará por delitos relacionados con el narcotráfico.

Ayer Ovidio se declaró no culpable de los cinco cargos de los que está acusado en el Tribunal de Distrito de Chicago por narcotráfico y lavado de dinero, indicaron medios estadounidenses.

El también conocido como “El Ratón” está acusado de conspiración para distribuir sustancias controladas, formar parte de una empresa criminal, exportar a Estados Unidos dichas sustancias controladas, uso y porte ilícito de armas de fuego y de efectuar transacciones financieras con el producto de actividades ilegales.

El Cártel de Sinaloa, según Washington, es el grupo “más poderoso del mundo” y responsable en gran parte de la producción y manufactura de fentanilo para su distribución en Estados Unidos, donde esa droga, considerada 50 veces más potente que la heroína, es “la principal causa de muerte entre los estadounidenses de 18 a 49 años”.

Guzmán y sus hermanos, conocidos como los «Chapitos», también están acusados de transportar “sistemáticamente” toneladas de cocaína hasta el país.

EFE

Ken Salazar se reunió con el Gobernador Samuel García. EFE

Fue un traslado  sigiloso y arrebatado

En una sigilosa operación, el Gobierno Federal entregó en extradición a Estados Unidos a Ovidio Guzmán López, alias «El Ratón», hijo del capo Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera.

En pleno aniversario del inicio de la lucha de Independencia de México, y sin información oficial por parte de autoridades mexicanas, agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) adscritos a Interpol sacaron por la mañana al líder de la facción de Los Chapitos, del Cártel de Sinaloa, del penal de El Altiplano.

Fue trasladado en helicóptero al Aeropuerto Internacional de Toluca, Estado de México, para tomar un avión con rumbo a Chicago, donde fue entregado para ser presentado ante una Corte de Illinois por delitos de tráfico de cocaína, metanfetaminas y marihuana.

Algunos medios mexicanos como el semanario Río Doce, de Culiacán, consideraron extraña la acción de entrega al publicar una declaración de Mike Vigil, ex agente de operaciones de la DEA.

“Fue muy extraña la entrega, porque la Interpol no recibe prisioneros, sino que se trata de una agencia que sólo se coordina con agencias de otros países, y lo más natural es que hayan entregado a Ovidio a agentes de la DEA, pero por alguna razón, esta vez no ocurrió así”, dijo Vigil en la publicación sinaloense.

Agencias 

¿Quién es el abogado libera-gánsteres de “El Ratón”?

Defendió a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, y después a su esposa, Emma Coronel; ahora toca el turno a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”. Podría decirse que Jeffrey Lichtman es ya un viejo conocido para la familia Guzmán.

Abogado de defensa criminal con sede en Nueva York, conoce vida y obra del Chapo y su familia. Cuando defendió al capo sinaloense, aseguró que Ismael “Mayo” Zambada era el verdadero líder del Cártel de Sinaloa, y no su cliente. ¿Qué dirá con Ovidio? Quizá lo mismo. Que Zambada, y no “El Ratón”, es el malo de la historia.

Antes de ser el “abogado familiar» de “El Chapo”, Lichtman ya era conocido por defender a algunos de los capos de la mafia estadounidense más importantes.

“Con más de 32 años de práctica en algunos de los mayores escenarios del país, el Sr. Lichtman ha desarrollado un estilo de contrainterrogatorio descrito en los medios de comunicación como un “golpeteo implacable “en el que los testigos eran ‘pasados por la batidora y triturados”, señala en su página en Internet.

Uno de los casos que lo catapultó a la fama fue el haber logrado la nulidad de cuatro juicios por asociación delictiva contra John Gotti, líder de la familia criminal Gambino y conocido como «el último gran mafioso de Estados Unidos».

En el caso de “El Chapo”, la estrategia de Lichtman no funcionó. Joaquín Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua, que cumple en la prisión de máxima seguridad ADX en Florence, Colorado.

Con Ovidio, hay dos opciones: que enfrente juicio, como lo hizo su padre, e intentar demostrar que no es el criminal que las autoridades dicen que es, señalado de ser uno de los principales traficantes del fentanilo que cada año máta a 100 mil estadounidenses, o como Coronel, cooperar con la justicia, lo cual implicaría delatar a sus hermanos, los Chapitos.

El Universal

Jeffrey Lichtman, abogado. ESPECIAL

Evita Presidente hacer “politiquerías” por enviar reo 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó ayer que la extradición del narcotraficante Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, ocurrió para no dar pretextos de «politiquería» a Estados Unidos, en medio del proceso electoral que se vive.

“Es importante que no se dé motivo a quienes utilizan el tema de narcotráfico con propósitos politiqueros en Estados Unidos. Hay dos temas que se utilizan mucho cuando hay elecciones en Estados Unidos: lo del narcotráfico y la migración”, dijo el mandatario durante su rueda de prensa matutina.

El pasado viernes, el Departamento de Justicia estadounidense confirmó la extradición de Guzmán a Chicago, donde se le juzgará por delitos relacionados con el narcotráfico.

Al respecto, López Obrador confirmó que México tiene un convenio de colaboración con Estados Unidos para extraditar a presuntos delincuentes, por lo que el traslado de Ovidio fue a petición del Gobierno de aquel país.

“La solicitud la recibe la Secretaría de Relaciones Exteriores y, si se autoriza, se turna a la Fiscalía General de la República, se notifica a la persona que se va a extraditar, (que) tiene oportunidad de ampararse, de acudir a un juez. En este caso no hubo, según entiendo, ninguna solicitud de amparo y se procedió a llevar a cabo la extradición”, apuntó.

Recalcó que el tema del narcotráfico está muy vigente entre los políticos de Estados Unidos que tienen como estrategia hablar de “drogas, de fentanilo y culpando a México” al igual que con la migración.

“No se puede estar haciendo publicidad, propagando politiquería tratando de afectar a México. Precisamente, para no dar ningún pretexto, para que no quede ninguna excusa, cuando se presentan estas solicitudes (de extradición) se aplican y es lo que se hizo en este caso (de Ovidio)”, enfatizó.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *