Lun. May 20th, 2024

La secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, así como los titulares del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Bertha Alcalde, del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, César Buenrostro, y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, Carlos Martínez, llegaron a la Cámara de Diputados, donde sostuvieron una reunión privada con los diputados de Morena, Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), a fin de afinar los detalles de la reforma al sistema de pensiones, que será votada hoy en el pleno de la Cámara de Diputados.

En el encuentro, donde también estuvo presente personal directivo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la titular de la Segob llamó a los congresistas a votar a favor del proyecto, que reconoció, es el mismo que envió el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero se tuvo que modificar para que pasara a ser legal en lugar de constitucional.

“Ya se había propuesto el 5 de febrero, fue una de las 20 iniciativas constitucionales que presentamos y que tenía que ver con la creación del Fondo de Pensiones para el Bienestar para garantizar el 100% de pensiones, y ahora, dado que no se cuenta con las dos terceras partes, pues entonces se propone que esta reforma pueda ser legal para que tenga viabilidad en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores”, declaró al término del encuentro.

En el evento, en el que también estuvieron presentes Gerardo Fernández Noroña, en representación del PT, y Carlos Puente, Coordinador del PVEM, Zoé Robledo explicó que la iniciativa es viable porque son muchas las cuentas activas que no han sido reclamadas, y que podrán ser integradas al Fondo de Pensiones.

También se reconoció que los 40 mil millones de pesos que se pretenden obtener como capital semilla, no son suficientes para la operación del fondo, pero “lo importante es que sea creado y, a partir de ahí, ir viendo de dónde ir inyectando recursos”.

Los primeros beneficiarios de la reforma, puntualizaron ante los diputados, se verán reflejados entre los años 2026 y 2027.

Luisa María Alcalde explicó que como parte de la estrategia, se prevé nutrir el fondo con las utilidades y recursos excedentes de obras como el Tren Maya, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, y la refinería de Dos Bocas, entre otros, pero reconoció que esto “irá más lento”.

Aseguró que permitirá revertir los daños y los efectos de reformas neoliberales que llevaron a que un trabajador, en lugar de jubilarse con el 100%, se estuviera jubilando solamente con el 30 por ciento.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *