Vie. Abr 19th, 2024

Después de que la Reforma Electoral de Andrés Manuel López Obrador fuera rechazada en la Cámara de Diputados, Graciela Sánchez Ortiz, diputada de Morena, le entregó a Santiago Creel, presidente de la Mesa Directiva, una copia del ‘Plan B’ del presidente con las propuestas de modificaciones a las leyes secundarias en esta materia.

Tras una votación económica, se aprobó que esta iniciativa fuera discutida y votada durante la misma sesión ordinaria en la que previamente se desechó el proyecto presidencial.

Durante las intervenciones, los partidos de oposición como el Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) reiteraron su postura en contra del Plan B de AMLO.

“La postura del Grupo Parlamentario del PRI es un contundente ‘No’”, sentenció el diputado Carlos Iriarte Mercado, quien consideró la iniciativa como “un paquete de reformas que atenta contra la impartición de justicia en materia electoral”.

La estrategia ejecutada por Morena y sus partidos aliados de entregar el proyecto alternativo en la misma sesión para apresurar su votación fue duramente criticada por las y los legisladores opositores, pues consideraron que la aprobación vía fast track que pretende alcanzar el partido oficialista atenta contra las instituciones y responde a un “capricho” del presidente.

“No es más que un burdo intento de sabotaje al proceso electoral de 2024 […] Ustedes le pertenecen a la letrina de la historia por lo que pretenden hacer hoy”, aseveró Jorge Triana, diputado del PAN.

Después de una serie de declamaciones de las bancadas del PRI y del PAN, varios integrantes de la oposición se retiraron del recinto como una expresión de rechazo a la forma en la que se ha desarrollado la sesión.

Conviene referir que, desde un inicio, se tenía contemplado que la Reforma Electoral no pasara el primer filtro, pues Morena necesitaba de la mayoría calificada (334 votos como mínimo).

No obstante, la aprobación del Plan B, el cual no ahonda de manera tan profunda y estructural, sólo requiere de una mayoría simple, con la que el partido guinda sí cuenta.Con 267 votos a favor, 215 en contra y cero abstenciones, el pleno aprobó en lo general y en lo particular una de las iniciativas del Plan B de AMLO, que contempla reformas a la Ley General de Comunicación Social y a la Ley General de Responsabilidades Administrativas, en materia electoral.

Con tal resultado, este proyecto pasará al Senado de la República para su revisión y discusión.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *