Sáb. Jun 15th, 2024

Dos mil millones de personas en todo el mundo están desprotegidas frente a los cigarrillos electrónicos y otros dispositivos similares, según el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado ayer sobre la epidemia global de tabaquismo.

De acuerdo con los datos de la OMS, hasta el año 2022, sólo 42 países habían prohibido completamente el uso de los cigarrillos electrónicos en el interior de los espacios públicos, lugares de trabajo y medios de transporte públicos.

Sólo 23 países limitan la publicidad sobre este tipo de productos, con medidas disuasorias tanto para los dispositivos como para los líquidos saborizantes que utilizan.

Un riesgo para los más pobres y los más jóvenes

Algunos de estos productos -ideados originalmente como sustitutos de los cigarrillos tradicionales- contienen nicotina, que es la sustancia más adictiva del tabaco, y pueden impactar directamente en el desarrollo cerebral de quienes los consumen, especialmente en el de los jóvenes menores de 20 años.

El informe de la OMS alertó de que el consumo temprano de cigarrillos electrónicos puede empujar a los adolescentes y a los niños a ser fumadores tradicionales en el futuro.

La regulación de estos productos es mucho mayor en los países desarrollados -el 85% de los mismos han puesto en marcha medidas para limitar su uso- que en los países en vías de desarrollo, donde sólo el 40% de los países cuentan con normas de este tipo.

Entre los países más pobres, el 79% están actuando contra la venta de estos productos.

La OMS se mostró especialmente preocupada por el hecho de que las empresas que comercializan los cigarrillos electrónicos estén empleando tácticas para alcanzar a los consumidores más jóvenes e incluso a los niños.

Asimismo, la organización pidió que se tomen más medidas para impedir el uso de aromatizantes y saborizantes en los cigarrillos electrónicos.

Por otro lado, 22 países han prohibido hasta ahora la venta de cigarrillos electrónicos, vapeadores y cigarrillos electrónicos desechables con nicotina, entre ellos México, Venezuela, Brasil, Argentina y Uruguay.

Falta de protección contra los dispositivos sin nicotina

En cuanto a los dispositivos electrónicos sin nicotina, la OMS indicó que las medidas que se adoptan para frenar su uso suelen diferir de las que se toman para reducir el consumo de cigarrillos electrónicos con nicotina, lo que provoca que tres mil millones de personas de 105 países diferentes no tengan ninguna protección contra este tipo de productos.

En su informe, la OMS pidió a las autoridades que se anticipen a la industria de los cigarrillos electrónicos, ya que en los últimos años se ha podido ver cómo las corporaciones están introduciendo sus productos en el mercado con bastante eficacia.

La agencia sanitaria de la ONU llamó a los países a aumentar los impuestos sobre los productos electrónicos del sector tabaquero para igualarlos con los que ya recaen sobre los cigarrillos tradicionales en algunos lugares del mundo.

La OMS recomendó a las autoridades que restrinjan la venta de cigarrillos electrónicos en función de la edad de sus compradores, introduzcan etiquetas disuasorias en los envases de estos productos o limiten el uso de estos dispositivos en el espacio público.

Piden reforzar las campañas antitabaco 

El informe de la OMS aseguró que siete de cada diez personas están protegidas por alguna de las medidas antitabaco que la OMS cita en su estrategia de acción contra esta sustancia y que estableció hace 15 años.

Los datos de la OMS señalaron que el grado de protección contra el tabaquismo es ahora cinco veces mayor que en el año 2007.

Para conseguir sus objetivos en la lucha contra el tabaco, dijo la OMS, los países tienen que monitorizar el uso de tabaco entre su población, proteger a las personas del humo, y ofrecer ayuda a aquellas personas que quieran dejar de fumar.

También han de advertir sobre los riesgos de este consumo, reforzar las campañas antitabaco y aumentar los impuestos sobre los productos que contengan esta sustancia, que provoca 8.7 millones de muertes cada año.

Según este informe, 44 países en todo el mundo no han puesto en marcha todavía ninguna de las medidas anteriores, mientras que ocho (entre ellos México y España) aún no han sido capaces de cumplir con todas ellas.

“Estos datos muestran que, poco a poco, pero con seguridad, más y más personas se están protegiendo de los daños del tabaco gracias a las medidas tomadas con base en las evidencias ofrecidas por la OMS”, dijo el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una carta adjunta al informe. 

EFE

Datos clave sobre los dispositivos electrónicos

Según la Academia Americana de Pediatría, sección de prevención y tratamiento de la nicotina y el tabaco, los cigarrillos electrónicos producen un líquido en aerosol (vapor) que generalmente contiene nicotina y otras sustancias químicas inhaladas por el usuario. A lo anterior se le llama vapeo.

La solución líquida que se usa en los cigarrillos electrónicos a menudo tiene diversos sabores, lo cual lo hace atractivo para los consumidores más jóvenes (adolescentes y niños). 

Los cigarrillos electrónicos vienen en muchas formas y tamaños; pueden parecerse a productos de tabaco tradicionales como cigarrillos, pipas u otros dispositivos comunes como bolígrafos, linternas, unidades de USB, llaveros de automóviles e incluso inhaladores para el asma. La mayoría de ellos tiene una batería, un elemento que produce calor y un espacio para contener el líquido.

Pero, ¿qué tan populares son los cigarrillos electrónicos? Hasta 2022, en Estados Unidos, los cigarrillos electrónicos fueron el producto de tabaco más común utilizado por estudiantes de secundaria. 

Por su parte, en México, y de acuerdo con una encuesta de la Comisión Nacional contra las Adicciones, presentado en 2022, 975 mil personas de la población entre los 12 y 65 años utilizaron cigarrillos electrónicos y cinco millones los han fumado en alguna ocasión.

La Academia Americana de Pediatría recalca que los niños son los que están más expuestos a la publicidad de cigarrillos electrónicos principalmente vía internet; y aunque es ilegal vender cigarrillos electrónicos a jóvenes menores de edad, éstos los pueden comprar en línea.

Efectos secundarios de la nicotina 

Según la Clínica Mayo, la nicotina que se encuentra en los cigarrillos electrónicos es adictiva y puede dañar el desarrollo del cerebro, generando una adicción; entre más se vapea, resulta más difícil dejar de hacerlo. 

Explican que el uso de la nicotina en la adolescencia puede dañar las partes del cerebro que controlan la atención, el aprendizaje, el estado de ánimo y el control de los impulsos. 

Además, tal y como lo señaló el reporte de la OMS, la academia recalca que los adolescentes que usan cigarrillos electrónicos tienen más probabilidades de fumar cigarrillos tradicionales en el futuro y desarrollar dependencia a otro tipo de sustancias dañinas.

Sobre el líquido que se vierte en los cigarrillos electrónicos, explican que este puede contaminar la piel y provocar una intoxicación por nicotina. Los síntomas del envenenamiento por nicotina incluyen vómitos, sudoración, mareos, aumento del ritmo cardíaco, letargo, convulsiones y dificultad para respirar.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) reporta que más allá de la nicotina, la solución en los dispositivos de cigarrillos electrónicos y el vapor contienen químicos dañinos como el dietilenglicol (sustancia líquida sintética que absorbe agua. No tiene olor, pero tiene un sabor dulce. El etilenglicol se usa para fabricar anticongelante).

La FDA recalca que el líquido de los cigarros electrónicos, conocido como “jugo electrónico”, también puede contener sustancias químicas cancerígenas, metales pesados y partículas que pueden penetrar profundamente en los pulmones.

Por todo lo anterior, la FDA señala que no se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos como un método de ayuda para dejar de fumar cigarros tradicionales.

Dispositivo y líquidos para fumar. EL INFORMADOR

Para hacer frente a la epidemia de tabaquismo, los Estados Miembros de la OMS adoptaron en 2003 el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, tratado que actualmente han ratificado 182 países.

Cabe señalar que en el nuevo informe de la OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo  presentado ayer se resumieron las iniciativas para aplicar las medidas más eficaces recogidas en el Convenio Marco de la OMS  que han demostrado reducir el consumo de tabaco. Estas medidas se conocen colectivamente como “MPOWER”.

De hecho, se ha demostrado que las intervenciones “MPOWER” salvan vidas y permiten reducir costos gracias a que se evitan gastos que se destinarían a la atención médica, pues se enfocan en el:

  • Monitoreo del consumo de tabaco y aplicación de políticas preventivas
  • Protección a la población del humo de tabaco
  • Ofrecer ayuda para el abandono del tabaco
  • Advertir a la población sobre los peligros del tabaco
  • Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco
  • Aumentar los impuestos al tabaco
Existen diversos modelos de los dispositivos electrónicos. ESPECIAL

Primer país africano en instaurar todas las medidas contra el tabaco 

Mauricio se convirtió en el primer país africano en implementar completamente todo el paquete de medidas de control del tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destinado a reducir su consumo y muertes relacionadas con él, informó ayer dicho organismo.

“Con un fuerte compromiso político, hemos logrado grandes avances en las políticas de control del tabaco en Mauricio. Nuestro país (…) avanza resueltamente a ser un país libre de humo”, dijo el primer ministro de la nación insular, Pravind Kumar Jugnauth, en un comunicado de la OMS.

El paquete de control del tabaco de la OMS es un conjunto de seis medidas para ayudar a los países a monitorear su consumo, establecer medidas para proteger del humo del tabaco y ayudar a dejarlo o advertir sobre sus peligros, con el fin de frenar su demanda.

Al implementar las medidas, Mauricio ha aprobado normativas clave contra el tabaco y otros productos de nicotina y que prohíben la fabricación, importación, distribución y venta de cigarrillos electrónicos, entre otros.

Mauricio se une a Brasil, Turquía y a los Países Bajos en el logro de implementar completamente todo el paquete de medidas de control del tabaco.

“Aplaudo este progreso verdaderamente notable de Mauricio para proteger vidas de los efectos peligrosos del tabaco (…) La epidemia de tabaquismo contribuye significativamente a la creciente carga de enfermedades no transmisibles en África”, dijo la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, al instar a otros países africanos a implementar las medidas.

Mauricio ha registrado una disminución del 25% en la prevalencia del tabaquismo entre adultos entre 1992 y 2021, según una encuesta nacional mencionada por la OMS.

Se espera que en la región africana haya más de 50 millones de fumadores para 2025 si no se toman medidas contra el tabaco.

Por dahemont

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *